Racó d`Arnau: disfrutando de la cocina de mercado tradicional valenciana.

Recientemente inaugurado en la Avenida de las Cortes Valencianas, pero con larga experiencia que se traslada tan sólo de dos calles mas allá, este nuevo local de esta famosa saga hostelera de la ciudad, promete, sin duda, un éxito rotundo.
Dentro del grupo de restaurantes que la familia posee, este parece que apunta a la cocina de mas alto linaje. Sin desmerecer al resto, que destaca, sobretodo, por la calidad en el producto y en el servicio.
Produto de primerísima calidad asegura la satisfacción mas contundente de sus clientes.
Empezamos con unas Almejas de Carril, llegadas esta mañana, y preparadas con esmero por el equipo de cocina. Mientras, se van cocinando las gambas, placer de dioses.
Y, efectivamente, un placer de dioses. En su punto exacto. A la plancha. Con la sal justa.
Perfectas.
El local, moderno y muy luminoso, da a dos fachadas y comparte cocina y servicios con otro de la familia, justo al lado.
Para continuar, como plato principal, un Arros amb Carranc exquisito. A cada plato (cuatro cada uno) estaba mas bueno. Meloso y contundente.
El servicio, amable y atento, hace muy agradable el paso por el Racó. La experiencia es un grado, ya se sabe. Paco Peña lo demuestra.
RACÓ D’ ARNAU
Avda de las Cortes Valencianas, 39 (Edificio Géminis), Valencia
PUNTUACIÓN: 8/10
PRECIO: 70,-€

Rekondo, la mejor bodega, en San Sebastian.

San Sebastián, la ciudad que nunca falla culinariamente hablando, ofrece al visitante tal número de posibilidades que podríamos estar eternamente viajando a Donostia sin repetir establecimiento y sin quedar defraudados jamás.
Esta vez, aprovechado que mi hotel estaba al lado y llegué justo a la hora de comer, me dejé caer en Rekondo.
Bendita mi suerte!!
Cuando vi la carta de vinos casi me pongo a llorar. Estaban todos.
Mientras releía el libraco de los caldos, me proporcionaron energías con una suculenta croqueta que estaba realmente rica.
Pedí, a sugerencia de mi camarera, un Salmorejo que era una obra de arte y sabía a gloria. Perfecto para el verano. Aunque aquí el verano sea pasado por agua, casi siempre…
Finalmente, Lourdes me propuso un vino blanco de los Rothschild de origen chileno que me encantó, tanto por el sabor como por el precio.
Decidí que debía probar las Kokotxas que son mi debilidad, y acerté.
Y para acabar el vino, qué mejor que una magnífica tabla de quesos cuidadosamente seleccionados?
nN buen café y unas tejas, para terminar…
…y visita guiada por las famosas bodegas del Rekondo donde, según me explicó Lourdes, su padre viene coleccionando añadas desde hace muchísimos años, excavando en la roca la bodega que, hoy en día, es una de las cinco mejores del mundo.
Desde luego, motivos tiene para presumir. Casi cualquier caldo que busques, lo encuentras aquí.
Enhorabuena!
REKONDO
Paseo de Igeldo, San Sebastián.
PRECIO: 100,-
PUNTUACIÓN: 8/10