LA CASINETA, en una calle que no existe.

Era la noche de San Juan. Decidimos relajarnos en La Vela, en la playa de Samil, frente a las Cíes, para escuchar buena música y tomar una cervecitas mientras tomábamos fotos de la puestas de sol mas tardía del año.
Pero, clao, aquí anochece muy tarde y, cuando nos dimos cuenta, todos los restaurante estaban a punto de cerrar la cocina. Así pues, recorriendo las calles del casco viejo de Vigo, mendigando alguna cocina abierta, caímos en La Casineta.

Nos atendieron con extrema amabilidad y nos dejaron sentarnos a cenar. La Casineta se encuentra en la confluencia de dos calles importantes, pero su dirección apenas la conoce nadie. Es un verdadera pena porque se come de vicio.

Como aperitivo nos sirvieron unos montaditos estupendos que vinieron de perlas para paliar el hambre voraz que nos invadía.

Después llegaron estas fantásticas anchoas de Santoña, XXL!! Jamás probé mejores anchoas.

Cayeron con furia en nuestros paladares deseosos de saborear tan impresionante conserva.
Un Lacón casero que quitaba la respiración les siguió sin desmerecer en absoluto.
Para terminar, una paletilla de cordero, que había que reponer fuerzas.
Un restaurante muy recomendable, en el centro de Vigo, por su producto y por su servicio.
LA CASINETA
Calle Victoria 436201 VigoEspaña
PRECIO: 30,-€
PUNTUACIÓN: 7/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *