LA SARTÉN DE LA CORUÑA, máxima calidad en producto y servicio.

Galicia, ese paraíso del Buen Comedor, donde producto, cocina y servicio se unen para satisfacer los paladares mas exigentes, cuenta con un representante del mas alto nivel en A Coruña.
La Sartén de La Coruña es un restaurante pequeño, situado en pleno centro de la ciudad de cristal, donde se juntan todos los factores que hacen de la experiencia culinaria un placer sinigual.
 
Nada más entrar, una mesa en el centro te hace prever lo que puede suceder a continuación.
 
Juan te muestra tu elección de cerca para que te vayas haciendo a la idea…
 
 
Las cigalas frescas, del terreno, presentan un aspecto imponente.
 
 
Después nos ofrece una impresionante Centolla de la que daremos buena cuenta enseguida.
 
 
Para mojar tales manjares, qué mejor que un buen Riberio.
 
El Pan gallego, de miga prieta y corteza dura, es imprescindible.
 
Una vez preparada, la Centolla cae inexorablemente.
 
Y, para finalizar, un pescado al horno de textura firme y muy sabroso.
Un Rubio, parecido al Cabracho, pero sin tantas espinas. Mu fácil de comer.
 
Y, de postre, una rica Tarta de Queso casera.
 
 
Y, cómo ni, un fresquito, preparado por Sonia.
¿Qué mas se puede pedir?
 
 
 
 
LA SARTÉN DE LA CORUÑA
Plaza de España, 12, A Coruña.
PRECIO:100,-€
PUNTUACIÓN: 8/10
 
 
 
 

 

 

CASA COFIÑO, la evolución de un colmado, en Caviedes (Cantabria).

 
 
Caviedes es una localidad del municipio de Valdáliga en la provincia de Cantabria en España. Se encuentra situada a 3,3 km de la capital municipal, Roiz. Y se compone de los barrios de Vallines y San Pedro de Chas.
 
 
Destaca la Iglesia del siglo XVIII dedicada a San Justo y San Pastor, a la cual pertenecen las dos ermitas junto al Monte Corona, la de San Antonio de Padua, del S. XVIII también y la de la Santa Cruz, hoy destruida. También destacan en el barrio de Vallines la pequeña capilla de San Juan Bautista, así como la arquitectura típica que se hace eco en la zona, destacando dos casonas, la una de gran tamaño, con un gran patio y un portón al frente, y la otra, también de gran tamaño, bien conservada, con amplios jardines y perteneciente al titular del marquesado de Navarrés, don Carlos Álvarez de Toledo y Satrústegui.
 
 
La arquitectura típica está presente no solo en las grandes casonas sino también en las sencillas pero hermosas viviendas, separadas por cortafuegos de piedra, con amplias balconadas y tejados a dos aguas.
 
 
Pues bien. Yo he llegado aquí por las indicaciones de Beatriz Perez, a la que conocí en el hotel Iberostars Mecey de Tenerife, donde trabaja desde hace años, y que me aconsejó muy bien cada dia los manjares que debía comer. Y resulta que ella es de Caviedes y que Casa Cofiño es el negocio familiar, desde sus abuelos.
 
 
Todo empezó como un colmado de aldea que ha ido evolucionando hasta ser un restaurante al que acuden a comer gentes de todo el país simplemente pos su buen hacer en cocina tradicional.
 
 
 
La carta es escueta, sencilla y muy efectiva.
 
 
Un variadito de croquetas, a cada cual mas rica. La de Cabrales es sublime.
 

 
M e pusieron un vino de mesa con el menú que esta rico.
 
 
De primero unas Alubias Blancas con Chorizo y unas Guindillas que entraron sin sentir. suaves y en su punto.
 
 
Me entretuve con la carta de bodega, impresionante. Muy pocos restaurantes pueden alardear de tal variedad de vinos y licores.
 
 
Carne Estofada clásica y deliciosa.
 
 
Y, para variar, un buen güisqui de malta de 19 años después del café.
 
 
 
 
 
CASA COFIÑO
Caviedes, Cantabria.
PRECIO: 15,-€
PUNTUACIÓN: 7/10