A FUEGO NEGRO, pintxos diferentes en el casco viejo de Donosti.

Donosti, donde es casi imposible comer mal, tiene fama por su garna variedad de establecimientos dedicados a ofrecer una interminable gama de pintxos. Esa particular forma de comer a base de bocados exquisitos de la que hacen gala muchísimas tabernas donostiarras.
En el casco viejo de Donosti, muy cerquita de la Catedral, encontramos A Fuego Negro. Este local, al que acudí por primera vez por recomendación de Cristina Martinez (Garbancita) no deja indiferente a nadie. Ni por el ambiente ni por la cocina.
En primer ligar, Edorta Lama ha querido plasmar aquí su particular personalidad y, junto con su equipo, han conseguido diferenciarse del resto de locales del entorno.
Para empezar, y siempre aconsejado por Igor, me dejo servir un Pajaríto Frito. Una codorniz en su punto, sabrosa y tierna.
El Chicharro sobre crema de Ajo con su Espina Comestible es una verdadera delicia.
El ambiente es mas de un bar de copas que de un restaurante. Desenfadado y muy amigable. La atención perfecta siempre.
Acompañamos esta vez la cena con unas cervezas frescas…
Marmitako Fresh, uno de los pintxos estrella de la temporada.
El Ceviche de Pollo, otro descubrimeinto que no puedes dejar pasar en la carta de pintxos de este invierno.
El Arroz Meloso de Ildiazabal con Helado Negro es una verdadera locura.
Y, de postre, un Yogur de Fresas con Chocolate Blanco. Impresionante.
Para terminar, un digestivo, un paseito y al hotel.

A FUEGO NEGRO
31 de Agosto, 31, San Sebastián
PRECIO: 25,-€
PUNTUACIÓN: 8/10