LA NUEZ, elegancia y producto en Pamplona.

Mítico es ya el restaurante La Nuez en Pamplona, situado en pleno dentro. En lo Viejo… y justo delante de un parking, lo que facilita enormemente las cosas al viajero.

Nos atiende de inmediato y nos acomodan en una buena mesa, bien vestida, con muy buena luz y nos entregan la carta, llena de deliciosas tentaciones del terreno.

El vino elegido en esta ocasión es un Chivite Colección 125 Reserva 2010. Muy rico, equilibrado.

Cómo no, es la época. Espárragos frescos, recién cocidos, calentitos, con su salsa casera.
Una delicia difícil de probar en otros lugares.

Esas Alcachofas que los navarros saben trabajar como nadie, con Rúcula. Una mezcla mas que interesante.

Como plato principal, elegimos el Steak Tartare, del que soy fan, y que lo preparan con buena carne de vaca vieja, no demasiado especiado.

Y, cómo no, la tarta de queso, con fresas y frutos del bosque. Muy rica.
LA NUEZ
C/ Taconera, 4, Pamplona
PRECIO: 60,-€
PUNTACIÓN: 7/10

REMIGIO, el gran maestro de las verduras, en Tudela.

Como siempre que paso por Navarra, consulto a mi amiga Cristina Martinez (Garbancita Cristina) que es la que mejor me puede orientar en esto de comer bien.  Ya en alguna ocasión me había moblado el REMIGIO, así que allí que me fuí a comer.
La entrada de este hotel-restaurante se ve claramente reformada y actualizada. Me esperaba algo mas clásico.

Pero el comedor da la imagen que me esperaba. Un servicio muy esmerado y atento hace acogedora la estancia.

Pan recién hecho con aceite de oliva virgen para mojar mientras esperas…

…las fabulosas Alcachofas con Hongos que nos ofrece el maitre para empezar.

Unas sugerente Manitas de Cerdo con Guacamole y Crujiente para seguir. Una verdadera delicia.

REMIGIO
C/ Gaztambide Carrera, 4

C.P. 31500 TUDELA (Navarra)
Tel: 948 820 850 / 948 820 854

PRECIO: 40,-€
PUNTUACIÓN: 8/10

LA NUEZ: En el barrio antiguo de Pamplona, alta cocina a precio sorprendente.

Como ya he comentado, Pamplona es una de esas ciudades bonita todo el año. Además sus gentes, extremadamente amables y educadas, te hacen la estancia mucho mas agradable.
En esta ocasión, decidí ir paseando desde el Hotel hasta El Baluarte, una impresionante fortaleza que marca el centro de la ciudad y donde encontré a un ocioso jubilado que me contó casi toda la historia de Pamplona mientras paseábamos por el monumento, haciendo fotos.

Pero bueno…después de una horita de lección histórica, decidí ir a comer a la Nuez, ya que la entrada del Restaurante El Baluarte -que me había aconsejado Cristina- me fué imposible de encontrar.
Y no me equivoqué.

Este restaurante se ha reconvertido para ofrecer un menú fantástico, con un servicio excelente, a un precio adecuado.

La carta diaria te ofrece un menú escueto y preciso. Tratando productos de la tierra con cierta influencia francesa.

Para abrir boca…

Focaccia de Ildiazabal y jamón, un aperitivo apetitoso.
Las Alcachofas Estofadas a la Provenzal estaban exquisitas.

El aún rojo a la plancha, en su punto y muy bien acompañado.

Una selección de quesos para postre, con un tinto de Mencía , muy rico.

Café, rico, rico.

Y un perfecto Gin tónica de G´Vine con Fever Tree muy bien preparado por Valentina, que me aconsejó durante toda la comida, muy bien.
LA NUEZ
Calle Taconera, 4, Pamplona
PRECIO: 35,-
PUNTUACIÓN: 8/10