SOLAR DO PEIXE, paraíso del pescado fresco, en Alcochete.

Cuando viajas a Lisboa por negocios, la mayoría de tu trabajo se concentra en la misma capital. Sin embargo, tener clientes al otro lado del río me permitió descubrir este pequeño pueblo pesquero a las orillas del Tajo, donde disfruté de un rato de tranquilidad y muy buen yantar justo antes de dirigirme al aeropuerto a coger mi vuelo de vuelta a casa.
Descubrí, paseando por Alcochete un número increíble de restaurantes con una pinta estupenda, con su terracita y su barbacoa en el exterior, rodeados de casas de pescadores y bien surtidos de materia prima fresquísima. 
Finalmente me decidí por el Solar do Peixe, por su ubicación frente al muelle y por lo aseado de su aspecto. Magníficos profesionales tanto en sala como en la cocina me mostraron el género, orgullosos, y me decidi por un Cantaril o Boca Negra (es España Gallineta).
Preparado a la brasa, sin mas, es delicioso. De carne tersa y sabrosa, su frescura destilaba aroma por todas partes.
Siempre acompañado de guarnición y sus patatas típicas, el plato fue lo suficientemente generoso como para no pedir nada mas.
Bueno si. El postre. No podía perderme la Tarta de Queso del lugar…
Todo acompañado de un buen Vinho verde, y para el postre, un Adega Velha.
SOLAR DO PEIXE
Largo da Misericordia 10, Alcochete, Portugal.
PRECIO: 35
PUNTUACIÓN: 8/10