TABERNA LA TATA, tradicionalmente distinto, en Sevilla.

Salgo del hotel habriento, después de todo un día de trabajo entre calores sevillanos y no tengo muchas ganas de buscar un lugar para cenar. Entonces recuerdo que la última vez que estuve por aquí, justo enfrente del Gastromium, ví un local que me llamó la atención: La Taberna de la Tata.

Y alli que me voy.

 
Cuando llego me encuentro con un local casi vacio, a pesar de que cuenta solo con unas 9 mesas…sólo una pareja sentada en una mesa del centro, no muy contenta, por cierto y que mira mi cámara con cara de pocos amigos.

 
Decido sentarme en una mesa del fondo, para ver bien todo lo que viene y va. Entonces se acerca una alegre sevillana, la mar de simpática y me ofrece la carta. La ojeo y decido que me ponga lo que ella quiera, como siempre.

 
Los Canelones de Pringá fueron un verdadero hallazgo. Repetiría sin cesar ese plato hasta morir. Qué buenos, caramba!

 
La Tata Burguer de Toro estaba buenísima, lo que pasa es que como en La Moraga (Málaga) no la he encontrado ningún sitio…

 
Y el Pollo Tailandés, una verdadera delicatessen. Exquisitia mezcla de sabores; un toque picante.

 
Y para terminar, un magnífico Martin Millers con Schweepes, que ayudará a hacer mas llevadero el paseito de vuelta al hotel.
 
 
 
 
TABERNA LA TATA
Ram,ón de Carande, 19, Sevilla
PRECIO: 25,-€
PUNTUACIÓN: 7/10