CERVEJARIA RAMIRO

En Lisboa hay un local al que no debes dejar de ir. si vas por primera vez saldrán encantado. Y, a partir de ese momento, si te gusta el marisco, no podrás dejar de repetir cada vez que visites la ciudad.
Se trata de la Cervejaria Ramiro, un humilde local en la Calle almirante Reis, muy cerca del Chiado, entre Graça y Alfama, donde disfrutarás como un enano, sin lugar a dudas. 
Esta vez, Ramiro me ofreció este bichito, porque le faltaron los Percebes y los Santiaguiños… 
Para ir haciendo boca, mientras me preparaban la Centolla, Me jalé estas preciosa Cigalas a la Pancha, en su justo punto de sal y cocción.
Después, ya con el hambre mas calmada, pude gozar de este fabuloso majar, de una claidad excepcional y regado con cerveja a gogo, que para eso este local es una cervejaria…
No hace falta que las pidas. En cuanto ven el vaso vacío te traen otra.
Luego, relajación, café y copa (Black label en este caso) y un caprichito de Chocolate.
CERVEJARIA RAMIRO
Almirante Reis, 5, Lisboa
PRECIO: 50,-
PUNTUACIÓN: 9/10

A NOSA TERRA, escondido en una curva de Vigo.

Vigo es una ciudad preciosa, que goza de una privilegiada ubicación y a la que van a parar los pesqueros mas intrépidos y las viandas mas sabrosas a través de su gigantesco puerto.
Las puestas de sol son impresionantes, mientras los barcos vuelven a puerto, con las Cíes como fondo y el Atlántico como telón.
Pues bien, hace ya años que mi amigo Jaime me lleva a comer o cenar al menos una vez en cada viaje que hago por tierras gallegas. Últimamente a petición mía, porque se come de vicio, pescado siempre fresco y a un precio increíble.

Esta centolla gallega se merecía una ola. Llena de corales, de sabor profundo y contundente, me encantó repelar sus patitas…

Tibia, recién cocida, un verdadero majar.

Las zamburiñas a la plancha, otra locura del mar que llena de sabor y placer los paladares mas excelsos.

Cómo no! Mejillones de la Ria de Vigo, carnosos y muy frescos.

Una fritada de pescaditos frescos variados, chopitos, Soubiñas…etc.

Para acompañar, nada mejor que unas patatas fritas y unos pimientos de Padrón, con sal gorda.

y a seguir disfrutando de estas tierras.
A NOSA TERRA
Calle de Angel de Lema y Marina, 26, 36207 Vigo
PRECIO: 40,-€
PUNTUACIÓN: 7/10



LUCHANA, oda al marisco fresco en Carril.

La rías baixas, así como cualquier parte de Galícia, son garantía inequívoca de buen pescado y magnífico marisco. Un buen viajero sabe encontrar los mejores lugares para degustarlo. aunque por estos lares es bien fácil. Lo difícil es equivocarse.
En nuestro recorrido por los fantásticos paisajes costeros de Galícia, nos dirijimos a Carril, incono ineludible del marisco fresco, donde vamos a comer a Luchana, un pequeño restaurante muy cercano al puerto, donde tiene una manera distinta de prepararlo.
La centolla nos miraba con recelo y decidimos comérnosla sin piedad. Todo ese coral y sus musculosas patas sirvieron para abrir nuestro apetito voraz después de los kilómetros recorridos.

Jaime y yo damos buena cuenta del bicho.

Lo inevitable es comer Almejas de Carril en Carril. Unas carnosas y sabrosísimas almejas levemente cocinadas a fuego lento que les hace mantener toda su textura y potencia.

De estas también dimos buena cuenta.

y, para terminar, unas cigalas enormes, frescas y sabrosas, cocinadas en aceite a baja temperatura durante 45 minutos. Una delicia.
No os perdáis este pequeño pueblo marinero si viajáis por Galicia, por favor.
LUCHANA
Rúa Mariña, 3, 36610 Vilagarcía de Arousa, Pontevedra
PRECIO: 50,-€
PUNTUACIÓN:7/10



MAR VIVA, pescadería turística. Una idea genial en Concubrión.

Galicia sorprende siempre intensamente al viajero con sus paisajes, su mar, sus nubes, su sol, su verde apabullante, y su lluvia persistente. Pero también sorprende cada día por la calidad y cantidad de su majares y la facilidad con la que se puede disfrutar de ellos.

En Corcubrión, Emilio y su familia han imaginado un nuevo tipo de negocio: la pescadería turística.Al entrar sólo percibes el ambiente de una pescadería de las de toda la vida, con sus pescados frescos en el mostrador y su acuario lleno de centollas y bogabantes vivos, listos para ser vendidos.

La diferencia estriba en que aquí te los cocinan como sólo ellos saben y te los comes in situ, en un ambiente magnífico, en la sala de arriba, habilitada como comedor.

Ir a comer con los amigos gallegos del Club de los Buenos Comedores es siempre un placer.

Elegimos los agraciados y ellos nos los preparan al momento. Mas fresco imposible.

Ademas de la Centolla, elegimos una Lubina impresionante y un Sargo, por variar…

El vino lo trajo Antonio, de la bodega familiar. Muy rico, por cierto.

Mientras esperamos nuestros manjares, nos sirven unas Croquetas de Marisco caseras que estaban de vicio.

Y, por fin, llegó nuestra amiga. Conchi y Antonio se lanzan al ataque!

Seguidamente llegó el pescado, jugoso y en su punto exacto, acompañado de las patatas de toda la vida que sólo en estas tierras las saben cocinar así.

Los cachelos cocidos. Un majar sencillo.

El Sargo, menos fino, pero muy sabroso.

Intentaron endosarme un Arroz con Leche (postre prohibido por mi religión), pero preferí disfrutar con un Cremoso de Yougurt con Frutos Rojos y Polvo de Chocolate Negro.

Finalmente, muy satisfechos, todos y en representación del CdlbC, decidimos otorgarle nuestro distintivo como local recomendado, cosa que ilusionó a toda la familia.
MAR VIVA
Plaza de Castelao, 15, Corcubrión
PRECIO: 45,-€
PUNTUACION: 9/10