CASA COFIÑO, la evolución de un colmado, en Caviedes (Cantabria).

 
 
Caviedes es una localidad del municipio de Valdáliga en la provincia de Cantabria en España. Se encuentra situada a 3,3 km de la capital municipal, Roiz. Y se compone de los barrios de Vallines y San Pedro de Chas.
 
 
Destaca la Iglesia del siglo XVIII dedicada a San Justo y San Pastor, a la cual pertenecen las dos ermitas junto al Monte Corona, la de San Antonio de Padua, del S. XVIII también y la de la Santa Cruz, hoy destruida. También destacan en el barrio de Vallines la pequeña capilla de San Juan Bautista, así como la arquitectura típica que se hace eco en la zona, destacando dos casonas, la una de gran tamaño, con un gran patio y un portón al frente, y la otra, también de gran tamaño, bien conservada, con amplios jardines y perteneciente al titular del marquesado de Navarrés, don Carlos Álvarez de Toledo y Satrústegui.
 
 
La arquitectura típica está presente no solo en las grandes casonas sino también en las sencillas pero hermosas viviendas, separadas por cortafuegos de piedra, con amplias balconadas y tejados a dos aguas.
 
 
Pues bien. Yo he llegado aquí por las indicaciones de Beatriz Perez, a la que conocí en el hotel Iberostars Mecey de Tenerife, donde trabaja desde hace años, y que me aconsejó muy bien cada dia los manjares que debía comer. Y resulta que ella es de Caviedes y que Casa Cofiño es el negocio familiar, desde sus abuelos.
 
 
Todo empezó como un colmado de aldea que ha ido evolucionando hasta ser un restaurante al que acuden a comer gentes de todo el país simplemente pos su buen hacer en cocina tradicional.
 
 
 
La carta es escueta, sencilla y muy efectiva.
 
 
Un variadito de croquetas, a cada cual mas rica. La de Cabrales es sublime.
 

 
M e pusieron un vino de mesa con el menú que esta rico.
 
 
De primero unas Alubias Blancas con Chorizo y unas Guindillas que entraron sin sentir. suaves y en su punto.
 
 
Me entretuve con la carta de bodega, impresionante. Muy pocos restaurantes pueden alardear de tal variedad de vinos y licores.
 
 
Carne Estofada clásica y deliciosa.
 
 
Y, para variar, un buen güisqui de malta de 19 años después del café.
 
 
 
 
 
CASA COFIÑO
Caviedes, Cantabria.
PRECIO: 15,-€
PUNTUACIÓN: 7/10
 
 

 
 
 
 
 

BELAUSTEGUI, en medio de los montes de Euskadi.

Después de una mañana de locura intentando llegar a todas las citas que tenía por Guipúzcoa y que la lluvia se había encargado de complicar, no puede resistirme a para a comer en el BELAUSTEGUI.
Una casa de campo súper típica, rodeada de montañas y a la que se accede por una carretera que lleva de Elgóibar hasta Margina, en el Alto de San Miguel.
Aqui Josu Mugerza hace de las suyas en los fogones, con una carta sugerente y ambiciosa, con productos de la zona.

El local es un encanto y fue una lástima que lloviera ya que la terraza debe ser una gozada…

La casa conserva el ambiente característico de las casas viejas del siglo XII.

Increíblemente me decidí por el menú del día que me sirvió con mucho mimo la camarera, una señora activa y simpática que estaba en todo.
Las lentejas fueron mi primer plato.

El solomillo a la pimienta el segundo.
Ya os digo: vale la pena perderse por las montañas de Euskadi para comer aquí, pero mejor con buen tiempo.
BELAUSTEGUI
Alto de San Miguel, s/n, Elgóibar.
PRECIO: 15,-€
PUNTUACIÓN: 7/10