ILLARRA, comer bien es fácil en Donostia.

Aunque a veces repito ciertos locales que son, para mi, de obligada visita, me gusta que me enseñen sitios nuevos en los que comprobar mi teoria: en Donostia se come bien en todas partes. 

Esta vez me llevaron al Illarra, que significa Guisante en euskera y donde el producto de primera y la maestría a las brasas aseguran una comida de lujo.

Unas verduras a la brasa, para empezar.

Hongos (boletus) tambien a la brasa…

Un Rodaballo, mi pescado favorito, con el que seguir disfrutando.

Después podemos aprovechar para disfrutar de estos fabulosos paisajes que nos brinda esta magnífica tierra, llena de gente hospitalaria y cariñosa, como pocas.
ILLARRA
Camino Illarra, 77, San Sebastian
PUNTUACIÓN: 7/10
PRECIO: 40,-€

ASTILLERO, comer en el puerto de Getaria con calidad y buen precio.

Guetaria es un pueblo costero, conocido principalmente por ser la localidad natal del marino Juan Sebastián Elcano, el primer hombre que dio la vuelta al mundo. Es un destino turístico habitual dentro del País Vasco. Son famosos sus restaurantes que preparan pescado a la parrilla y el vino blanco con denominación de origen que se cultiva en sus cercanías que recibe el nombre de chacolí de Guetaria.

La tradición marinera del pueblo es innegable. Y, todas las tardes, se puede observar a los pescadores limpiar las redes tras la dura jornada de faena, para dejarlas a punto para el dia siguiente.
Aquí, mi amigo joseba me llevó a comer a Astillero, en el mismo puerto pesquero, muy cerca de las redes de las que os hablaba antes. Para empezar pedimos una Lampernas, o sea, percebes.
MI colega me presenta un vino de la zona, un Txacolí, pero distinto. Este lo ha “diseñado” Karlos Arguiñano, desde sus orígenes, dando como resultado un Txacolí de una calidad excepcional.
Pedimos una almejas a la plancha y mira lo que nos trajeron.
¡Menudas piezas! Sabrosas y tersas. Impresionantes.
¡Cómo no! No podía faltar un buen Rodaballo a la Brasa. A mi es el pescado que mas me gusta. Y a la brasa mas.
De postre un riquísimo Pastel Vasco, tradicional. 
El precio es mejor que otros del lugar que presumen de estrellas y postín, y se lo merecen, pero con esto vamos de sobra. 
¿No creéis?
ASTILLERO
Puerto de Getaria, Guipúzcoa.
PRECIO: 70,-€
PUNTUACIÓN: 7/10

DE PINTXOS POR DONOSTIA

San Sebastián es el paraíso de cualquier buen comedor . Aquí se puede comer bien en casi cualquier sitio. Pero hoy nos centramos en sus famosos pintxos. Esas pequeñas porciones de felicidad que los donostiarras dominan como nadie. 
Para empezar, nos dirigimos a la parte vieja, para visitar el Gandarias, justo enfrente de la catedral, con un surtido increíble de maravillosas propuestas.

En el fondo de la barra encontramos la plancha donde, con gran maestría, nos pueden preparar también una magnífica chuleta.

O unos pinchos morunos…

La profesionalidad siempre a flor de piel, nos hace gozar de cada instante.

El aspecto de cada pintxo es inmejorable, siempre.

Y muy amables. 
Cambiamos de local para visitar la Taberna Aralar, a pocos pasos.

El surtido impresiona. Vistosos y sabrosos pintxos, de corte distinto, mas clásico, rebosan en la barra.

Todo tipo de pintxos en el Aralar, con buena afluencia de gente.

Seguimos con la obligada visita a Nestor, donde la tortilla tiene su altar.

Está impresionante Tortilla, la mejor que he probado, nos la recomienda con mucha razón Cristina Martinez (Garbancita), que nos va haciendo de guía por San Sebastián.

Pasear con esta rubia es sinónimo de aprendizaje culinario contínuo. Un verdadero placer siempre.
Gracias Cris.
Nestor, el gran maestro de la tortilla, ofrece también el Tomate de Getaria y la famosa Chuleta que complementan un menú fantástico.

Es aquí donde descubrimos el origen del pinto, de la mano de Garbancita. Al parecer, el primer pinto fue la famosa Gilda, ensartado de aceitunas, guindillas y anchoas que servía para meterse algo en el cuerpo a los txiquiteros cuando salían de tabernas.

Para finalizar, visitamos el Dickens, donde Joaquin Fernandez, maestro mezclador, nos ofrece una lección magistral de cocktaileria avanzada.
SAN SEBASTIÁN
PAIS VASCO

A FUEGO NEGRO, pintxos diferentes en el casco viejo de Donosti.

Donosti, donde es casi imposible comer mal, tiene fama por su garna variedad de establecimientos dedicados a ofrecer una interminable gama de pintxos. Esa particular forma de comer a base de bocados exquisitos de la que hacen gala muchísimas tabernas donostiarras.
En el casco viejo de Donosti, muy cerquita de la Catedral, encontramos A Fuego Negro. Este local, al que acudí por primera vez por recomendación de Cristina Martinez (Garbancita) no deja indiferente a nadie. Ni por el ambiente ni por la cocina.
En primer ligar, Edorta Lama ha querido plasmar aquí su particular personalidad y, junto con su equipo, han conseguido diferenciarse del resto de locales del entorno.
Para empezar, y siempre aconsejado por Igor, me dejo servir un Pajaríto Frito. Una codorniz en su punto, sabrosa y tierna.
El Chicharro sobre crema de Ajo con su Espina Comestible es una verdadera delicia.
El ambiente es mas de un bar de copas que de un restaurante. Desenfadado y muy amigable. La atención perfecta siempre.
Acompañamos esta vez la cena con unas cervezas frescas…
Marmitako Fresh, uno de los pintxos estrella de la temporada.
El Ceviche de Pollo, otro descubrimeinto que no puedes dejar pasar en la carta de pintxos de este invierno.
El Arroz Meloso de Ildiazabal con Helado Negro es una verdadera locura.
Y, de postre, un Yogur de Fresas con Chocolate Blanco. Impresionante.
Para terminar, un digestivo, un paseito y al hotel.

A FUEGO NEGRO
31 de Agosto, 31, San Sebastián
PRECIO: 25,-€
PUNTUACIÓN: 8/10

Rekondo, la mejor bodega, en San Sebastian.

San Sebastián, la ciudad que nunca falla culinariamente hablando, ofrece al visitante tal número de posibilidades que podríamos estar eternamente viajando a Donostia sin repetir establecimiento y sin quedar defraudados jamás.
Esta vez, aprovechado que mi hotel estaba al lado y llegué justo a la hora de comer, me dejé caer en Rekondo.
Bendita mi suerte!!
Cuando vi la carta de vinos casi me pongo a llorar. Estaban todos.
Mientras releía el libraco de los caldos, me proporcionaron energías con una suculenta croqueta que estaba realmente rica.
Pedí, a sugerencia de mi camarera, un Salmorejo que era una obra de arte y sabía a gloria. Perfecto para el verano. Aunque aquí el verano sea pasado por agua, casi siempre…
Finalmente, Lourdes me propuso un vino blanco de los Rothschild de origen chileno que me encantó, tanto por el sabor como por el precio.
Decidí que debía probar las Kokotxas que son mi debilidad, y acerté.
Y para acabar el vino, qué mejor que una magnífica tabla de quesos cuidadosamente seleccionados?
nN buen café y unas tejas, para terminar…
…y visita guiada por las famosas bodegas del Rekondo donde, según me explicó Lourdes, su padre viene coleccionando añadas desde hace muchísimos años, excavando en la roca la bodega que, hoy en día, es una de las cinco mejores del mundo.
Desde luego, motivos tiene para presumir. Casi cualquier caldo que busques, lo encuentras aquí.
Enhorabuena!
REKONDO
Paseo de Igeldo, San Sebastián.
PRECIO: 100,-
PUNTUACIÓN: 8/10

JARRI- TOKI, un placer para todos los sentidos, en Mutriku

Ya os he hablado de este restaurante situado en un precioso acantilado a las afueras de Mutriku, desde el que se divisa el puerto y el mar Cantábrico y donde se puede disfrutar como en ningún otro sitio de los majares que este fabuloso medio nos regala. Se trata del JAKI-TORRI.
Instalado en un precioso caserón, dispone de varias terrazas y comedores y es atendido con profesionalidad y cariño por Laura, Ane y Gorka. Ellas en la sala y el a la parrilla.
Las vistas son un regalo para los ojos y ayudan a relajarse y disfrutar después de una mañana de trabajo intenso.
Una Ensalada Templada de Foié y Langostinos es lo que Laura nos elige para empezar. muy buena elección, por cierto.
Y la acompañamos con un Txacolí del terreno que está muy rico.
Mientras, nos prepara el Rodaballo que Gorka nos ha cocinado a las brasas.
y, de postre, una Tarta de Queso fantástica…
…y un mil hojas de manzana que daban ganas de repetir. De verdad.
Laura
Gorka
Y Ane y sus preciosos ojos. Nos volveremos a ver.
JAKI-TORRI
Carretera de Deba a Motriku
PRECIO: 50,-
PUNTUACIÓN: 9/10

CASA CÁMARA, tradicional cocina portuaria en Pasaia Donibane.

Muy cerca de San Sebastián encontramos el puerto de Pasaia (Pasajes) con su pintoresca extructura y sus magníficos restaurantes de cocina marinera conocdos por la frescura de la materia prima que utilizan.

Paseando por las calles de pasada intuyes el pasado de este pueblo pesquero y sus raíces puramente vascas.

Lo abrupto del terreno ha obligado a los oriundos a construir aprovechando al máximo el terreno disponible.

Y, entre callejuelas, encontramos CASA CÁMARA. Local de los más antiguos, pues data del siglo XIX.

Primero unos Hongos al Horno nos abren el apetito, que ya era notable, después del paseo.

Boletus Edulis, los primeros de la temporada, recién cogidos del bosque cercano.

Del mar, nos ofrecen unas Cigalas de buen Calibre, cocidas en agua de mar.

Y, recién sacado de su jaula, un precioso Bogavante a la plancha.

Los mariscos permanecen vivos en la jaula que se encuentra justo debajo del restaurante y a la que se accede mediante una serie de poleas.

El salón es amplio y asuma por completo al puerto de Pasajes.

Desde mi ventana, se disfrutaba de una bonita vista portuaria.
CASA CÁMARA
Puerto de Pasaia Donibane
PRECIO: 90,-€
PUNTUACIÓN: 8/10

GANDARIAS, paraíso de los pintxos con una carta reluciente, en el centro de Donostia.

San Sebastián. Esa ciudad hermosa que invita a pasear incluso cuando llueve. Pero cuando hace sol es una verdadera maravilla. Llena de color y luz, rincones increíbles y gentes amables y educadas.

Accediendo desde la Iglesia del Buen pastor hacia el centro histórico de la ciudad, podemos llegar al puerto, a la izquierda, y a la derecha el Gros.

Al final de la calle encontramos la catedral.

El Kursal es lo primero que encontramos al cruzar el puente hacia el Gros.

Y justo al ladito de la catedral, nos topamos con el Gandarias. Me lo había recomendado un compañero del gimnasio que esta muy cachas y es de por aquí, asi que creí oportuno ver de qué iba…

Al entrar, un surtido de pintxos de magnífica presencia te da la bienvenida. El ambiente es de lo mas acogedor e invita a probar.

Al final de la barra, una pequeña plancha es la culpable de la mayoría de los placeres que aquí se dan.

Comenzamos, por recomendación del camarero, con una Ensalada Templada de Langostinos y Vieiras.

Para seguir con su famosa Chuleta. Aunque a esto le llamamos en mi tierra chuletón.

Después una cuajada casera con miel y un  paseito por la rivera del rio Oria.

GANDARIAS
Calle San Jerónimo, 25, Donostia
PRECIO: 40,-€
PUNTUACIÓN: 7/10