CIUDADELA, viaje al fondo de la tierra en Gijón.

Gijón es una ciudad moderna, llena de vida diurna y nocturna y que vive de cara al mar. Aquí la oferta gastronómica es enorme y, como no solo de fabada vive el hombre, ademas de los platos típicos de la más clásica gastronomía asturiana, también encontramos establecimientos que ofrecen cocina de autor siempre basada en un producto excepcional.

Muy cerca del casco antiguo, pero en la zona mas moderna de la ciudad, podemos visitar el restaurante Ciudadela.

Se accede al comedor por unas escaleras que parece que te conducen al centro de la tierra, para aparecer en una cueva llena de recovecos a modo de pequeños comedores privados que aseguran un ambiente íntimo.

Nos ofrecen un apertivo. Una interpretación de la fabada, para abrir boca.

Unos rollitos de primavera rellenos de callos que quitan el hipo entran en el menú degustación que hemos pedido.

Un delicioso pulpo con puré de patatas y láminas de patatas panadera.

Y un secreto ibérico sabroso y sencillo que hace las delicias de los que allí estamos gozando.

Pequeños recovecos privados para asegurar la intimidad.

Un servicio profesional y esmerado, no deja de atendernos, pese a lo intimo del lugar.

Un postre refrescante para terminar la cena. Variado de helados artesanos del chef.
CIUDADELA
Calle Capua, 7, Gijón
PRECIO: 35,-€
PUNTUACIÓN: 7/10

RESTAURANTE EL PLANETA, las mejores sardinas que puedes probar, en Gijón.

Gijón (en asturiano Xixón) es una ciudad española, con la categoría histórica de villa,[4] capital del concejo del mismo nombre.[1] Está situada en la costa del Principado de Asturias, comunidad autónoma de la que es su municipio más poblado con 277.559 habitantes (INE, 2011).

Gijón es, además, una parroquia del concejo, cuya única entidad singular de población es la localidad homónima, Gijón, que es la ciudad más poblada del Principado de Asturias.

Hasta fechas recientes, había sido una población eminentemente industrial, lo que había favorecido su gran desarrollo y crecimiento a lo largo del siglo XX; no obstante, durante los últimos años la crisis de la siderurgia y el sector naval ha supuesto su reconversión en un importante centro turístico, universitario y de servicios.

Ya en el siglo XX, con el estallido de la Guerra Civil, el 18 de julio de 1936, la ciudad quedó del bando republicano, formándose el Comité de Guerra de Gijón de preponderancia anarquista, mientras que el ejército, concentrado en los cuarteles de Simancas y El Coto se unió al alzamiento, siendo eliminada su resistencia a mediados de agosto. Posteriormente la villa fue la capital del Consejo Interprovincial de Asturias y León —que se acabaría declarando soberano convirtiéndose en el Consejo Soberano de Asturias y León— hasta la ocupación de la ciudad el 20 de octubre de 1937 por las tropas del general Franco.

En esta fantástica ciudad del norte de España podemos disfrutar de varios restaurantes que destacan sobretodo por la magnífica materia proma que les proporciona el Mar Cantábrico. En la recepción del hotel nos recomendaron EL PLANETA, y repetimos dos dias!

En la parte más antigua de Gijón, la que forma una peninsula y la que tiene mas encanto, podemos encontrar varias sidrerías donde hacernos un aperitivo.

Es típico, por la tarde, salir a tomar unas sidrinas junto al puerto y, si el tiempo acompaña, esto se hace en la calle.

En El PLANETA, acababan de llegar las primeras Sardines de la temporada. Grandes y hermosas. Llenas de Omega 3, que falta nos hace. Jamás habia probado unas sardinas tan buenas, de verdad!

La Ventrisca de Bonito fresquísima y a la plancah fué un verdadero placer. Vale la pena pagar lo que vale, aunque sólo sea por probarla…
El servicio, muy amable y atento en todo momento.

 Y como colofón a la magnífica cena, la tara Gijonesa, obra de El Pepo, gerente de la Heladeria Islandia, hecha a base de nata, Helado de Turrón y Azucar Quemado. Una ve
rdadera delicia que me hubiera gustado llevarme a casa.
El local, sencillo y acogedor, va muy bien con el entorno.

Como digo, al dia siguiente volvimos a cenar y a repetir Sardines

Y probamos tambien el Bonito al Ajillo, muy rico.
EL PLANETA
Transito de las Ballenas, 4, Gijón
PRECIO: 25,-€
PUNTUACION: 7/10

EL CANDIL, buen trato y mejor pescado en Gijón.

El Puerto local de Gijón, situado en el centro de la ciudad, constituye uno de los ejemplos más importantes de la ingeniería portuaria española. Su primera construcción se remonta al año 1480. Las diferentes actividades desarrolladas en el Puerto forzaron la construcción de sucesivas dársenas sobre la costa de poniente.

El Puerto Deportivo, en la actualidad, es un magnifico espacio que forma parte inseparable de la ciudad de Gijón, con excelentes instalaciones para el amarre de embarcaciones deportivas. Este enclave ofrece, también, al ciudadano y al visitante de Gijón numerosas actividades deportivas y lúdicas a lo largo de todo el año. Situado estratégicamente en medio de la Cornisa Cantábrica es parada indispensable para todas las embarcaciones con rumbo al Atlántico y al Mediterráneo.

Muy cerca del puerto, encontramos un restaurante conocido localmente por su buen hacer y magnífico trato. Nos lo recomendó ya hace un par de años la encargada del hotel y hemos querido repetir, ya que salimos muy contentos…

Esta vez, Jose Luis nos sorprendió con una rica Ensalada de Puerros, con vinagreta, ajitos y pimientos.

Después nos dio a elegir entre un Lenguado Fresco a la Plancha…

…o un Rodaballo al Horno.

Y, claro, elegimos las dos opciones!!
Tratándose de la cena, decidimos no tomar postre, esta vez y nos salimos a la terraza a disfrutar de la magnífica noche de junio, mientras degustábamos el gintónic de rigor.
EL CANDIL
C/ Numa Guilhou, 1, Gijón
PRECIO: 50,-€
PUNTUACION: 7/10