ENEKORRI: un placer en todos los sentidos. En Pamplona.

Pamplona es una de esas ciudades bonita todo el año, donde se come de maravilla allá donde vayas. Esta vez he tenido la suerte de gozar de la compañía de Cristina, Garbancita Cristina, crítica gastronómica navarra de la cuál debo decir que he aprendido mas en dos horas que en toda mi experiencia anterior…Gracias Cris.

Cristina me sugirió el Enekorri, incluso hizo la reserva y les previno de nuestra visita. Al llegar nos enseñaron todo el restaurante, desde la bodega a la cocina, haciendo gala de un diseño funcional y acogedor, a la par que elegante.

Salones semiprivados y privados ofrecen a sus clientes la posibilidad comer más tranquilos.

Cristina, la tia que mola, según sus sobrinos…y cualquiera que la conozca.

Cardo en tres texturas:
Mojo de cardo
Cardo cocido
Cardo crudo con vinagreta

Trabajadora incansable.

Borraja cocida con patata y cubierta de infusión de queso de Roncal sobre borraja licuada 
Borraja cruda con tempura ligera con sal rosa 

Alcachofas fritas sobre crema ligera de patata de caldo de jamón y vieiras 

Lubina salvaje con hongos frescos (de los últimos de la temporada de recolección en Navarra), crema de hongos y foie y crujiente de curri 

Morcilla artesanal de Arbizu con pimientos de piquillo de temporada (los últimos!), con huevo a baja temperatura y crema de patata. Espectacular!

Tarta de manzana a momento con helado de canela, crema inglesa y aceite de vainilla

Incluso aqui coincidimos. G´vine con Fever Tree para terminar…ya no se si es empatía, asertividad o simplemente conexión…

Aunque, cuando alguien acaba una comida así, no hacen falta palabras.
ENEKORRI
Tudela 14, pamplona
Precio: 60,-€
Puntuación: 9/10