CIUDADELA, viaje al fondo de la tierra en Gijón.

Gijón es una ciudad moderna, llena de vida diurna y nocturna y que vive de cara al mar. Aquí la oferta gastronómica es enorme y, como no solo de fabada vive el hombre, ademas de los platos típicos de la más clásica gastronomía asturiana, también encontramos establecimientos que ofrecen cocina de autor siempre basada en un producto excepcional.

Muy cerca del casco antiguo, pero en la zona mas moderna de la ciudad, podemos visitar el restaurante Ciudadela.

Se accede al comedor por unas escaleras que parece que te conducen al centro de la tierra, para aparecer en una cueva llena de recovecos a modo de pequeños comedores privados que aseguran un ambiente íntimo.

Nos ofrecen un apertivo. Una interpretación de la fabada, para abrir boca.

Unos rollitos de primavera rellenos de callos que quitan el hipo entran en el menú degustación que hemos pedido.

Un delicioso pulpo con puré de patatas y láminas de patatas panadera.

Y un secreto ibérico sabroso y sencillo que hace las delicias de los que allí estamos gozando.

Pequeños recovecos privados para asegurar la intimidad.

Un servicio profesional y esmerado, no deja de atendernos, pese a lo intimo del lugar.

Un postre refrescante para terminar la cena. Variado de helados artesanos del chef.
CIUDADELA
Calle Capua, 7, Gijón
PRECIO: 35,-€
PUNTUACIÓN: 7/10

CASA EL RUBIU, en Vidiago, algo auténtico cerca de Llanes.

Asturias es, sin duda, un paraíso para los buenos comedores y para los amantes de la naturaleza. Ninguna otra región de España reúne tantas cualidades gastronómicas y paisajísticas como el Principado. Desde los acantilados de la cornisa cantábrica hasta los Picos de Europa, pasando por Somiedo, todo es belleza y amabilidad.

En nuestro último periplo por aquellas tierras tuvimos el placer de caer en Sidrería Casa El Rubiu.
Para empezar a abrir boca, un pedazo de Cabrales.
Después una verdadera Fabada Asturiana…
…con todos sus ingredientes. 

Ese Cachopo es como un Sanjacobo a lo bestia, 

Relleno de jamón y queso, gamoneu en este caso, es una delicia. El tamaño impresiona.

Después, y siguiendo nuestra revisión nacional de Tartas de Queso, pues eso.

Todo ello en un entorno absolutamente típico, precioso e inigualable.
CASA EL RUBIU
Vidiago, Asturies.
PRECIO: 25,-€
PUNTUACIÓN: 8/10

CASA CRISTINA, un paraíso para los buenos comedores, en Tellego (Oviedo)

Los monjes Máximo y Fromestano, fundadones de la ciudad en el año 761 , crearon una explotación agrícola de carácter monástico. Aquel primer establecimiento se completaría pronto con una pequeña iglesia bajo la advocación de San Vicente.

El rey Fruela, cuarto de la monarquía asturiana, fue el primer impulsor decidido de la ciudad con la construcción de un palacio y una iglesia cercanos entre si. Fruela eligió el lugar como residencia de Munia, su mujer, y en él nació su hijo Alfonso II, conocido como “el Casto”.

A la muerte del rey Fruela sube al trono el rey Aurelio (768-764), primo suyo. Se suceden después los reinados de Silo (774-783), Mauregato (783-788) y Bermudo (788-791) antes de que Alfonso II El Casto suba finalmente al trono que ocupará durante 51 años de excelente gobierno.

Alfonso II El Casto (791-842) translada la corte del reino a Oviedo. Bajo su reinado se descubre el sepulcro del Apóstol Santiago en Compostela de Galicia y crea entonces el Camino de Santiago, fenómeno capital en la historia de la ciudad.

Cómo no, es visita obligada para cualquier aficionado a la buena cocina la del mercado. La existencia de un mercado para la venta de frutas, verduras y carnes ya aparece recogido en las Ordenanzas del Concejo de Oviedo durante el siglo XIII. En la Navidad de 1521 Oviedo sufre un gran incendio. El 10 de Septiembre de 1523 el Emperador Carlos V, para superar la crisis local derivada del incendio concede a Oviedo un mercado franco, a celebrar todos los jueves a partir del mes de enero de 1524. Este mercado se celebra en la zona del Fontán, lugar ocupado por una antigua laguna desecada, siendo su último vestigio el actual Caño del Fontán.

El Mercado El Fontán desarrolla su actividad en la Plaza 19 de Octubre de Oviedo, entre las calles Fontán y Fierro, en el lugar ocupado por el antiguo Colegio de San Matías ( P. Jesuitas) y contiguo a la actual Iglesia de San Isidoro.

El edificio fue diseñado por el arquitecto Javier Aguirre en 1882, finalizando su construcción en 1885, y está incluido en el catalogo de edificios protegidos del Ayuntamiento de Oviedo. En el año 1994 se produce la rehabilitación integral del edificio, creándose la empresa Mercado El Fontán S.A., que obtiene del Ayuntamiento de Oviedo una concesión administrativa para la explotación del antiguo mercado municipal.

Llegados al momento de elegir qué comprar, optamos por los ingredientes necesarios para una buena fabada y un pedacito de Queso de Cabrales. Aunque la oferta es mucha mayor.

La amabilísima tendera del puesto de quesos nos indicó dónde debíamos ir a comer.

A partir del año 2006 Mercado El Fontán S.A. se encarga también de la gestión del mercado exterior y del rastro dominical…

Salimos del mercado la mar de contentos siguiendo las indicaciones de nuestra quesera preferida, y nos disirgimos a las afueras de Oviedo, por la autopista, hacia león, la primera salida, hasta llegar a Tellego. El GPS se perdión, pero valió la pena.

Una vez llegados a Tellego, nos sorprendes las impresionantes vistas del valle de lo alto de la montaña donde está situado el restaurante Casa Cristina.

Siguiendo las indicaciones, una vez mas, de nuestra amiga del mercado, pedimos dos menús: Por un lado Fabada y Pitu y, por  otro, Pote y Cabritu.

La fabada espectacular, nos comimos tres platos cada uno.

Del Pote, lo mismo. Qué sabor!!!

Durante la comida, acompañaban vistas increibles. El tiempo, algo nublado ayudó a termiar con las viandas…

Unas sidrinas y a seguir…

El Cabritu, de carne tiernísima, acompañado, como manda la tradición de pimento rojo y patatinas.

El Pitu, pollo de Corral de excelente sabor y textura.

De postre Jaime se pidió el Arroz con Leche, postre tradicional de la región.

Yo, como buen valenciano, no concibo el arroz y la leche juntos, así que opté por el Flan.

El restaurante dispone de una terraza espléndida donde disfrutar de las vistas y de la comida.

Y el entorno es perfecto para una buena sobremesa.
CASA CRISTINA
Tellego, oviedo, Asturias.
PRECIO: 15,-€
PUNTUACION: 10/10