GASTROMIUM, un gran descubrimiento en Sevilla!

Sevilla cuenta con 703.021 habitantes (INE, 1 de enero 2011),[4] siendo la cuarta ciudad de España por población después de Madrid, Barcelona y Valencia, y la 31.ª de la Unión Europea. El municipio tiene una extensión de 140,8 km2.[5] El área metropolitana de Sevilla está compuesta por 46 municipios e incluye a una población de 1 519 639 habitantes (INE, 2011), ocupando una superficie de 4 900 km2.[6]

Su casco antiguo es el más extenso de España y uno de los tres más grandes de toda Europa junto a los de Venecia y Génova, con 3,94 kilómetros cuadrados, siendo su casco histórico uno de los más grandes de España[7] (nótese la diferencia entre casco antiguo, que sólo incluye la zona histórica anterior a la Revolución Industrial, y casco histórico, que abarca estadios posteriores). Su patrimonio histórico y monumental y sus diversos espacios escénicos y culturales la convierten en una ciudad receptora de turismo nacional e internacional. Entre sus monumentos más representativos se encuentran la Catedral; que incluye la Giralda, el Alcázar, el Archivo de Indias y la Torre del Oro, siendo los tres primeros declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco de forma conjunta en 1987.

Con la celebración de la Exposición Iberoamericana de 1929, la ciudad experimentó un gran desarrollo urbanístico marcado por la edificación de parques y edificios proyectados para dicho evento, como el Parque de María Luisa o la plaza de España. La Exposición Universal de 1992 dejó como legado en la ciudad una importante mejora de la infraestructura, principalmente en las comunicaciones terrestres y aeronáuticas, especialmente con el acceso ferroviario del AVE a la estación de Santa Justa. Asimismo, el área de la Expo de 1992 se adaptó como sede del Parque Tecnológico Cartuja 93, sedes de la Universidad de Sevilla y el parque temático y de ocio Isla Mágica.

Sin embargo, y pese a la importancia de esta ciudad, es difícil, según mi experiencia encontrar un sitio donde comer realmente bien (como a mi me gusta).

Pero en mi último viaje al Sur tuve la gran suerte de toparme con este restaurante: GASTROMIUM.

Todo un descubrimiento, muy cerca de mi hotel habitual en la ciudad andaluza. Con decoración minimalista, con mucha luz y espacio, los camareros resultan ser magníficos consejeros.

La carta, como veis, resulta realmente sencilla e invita a probarlo todo.

Miestras espero, me traen de aperitivo unas Patatas Aliñás, con Huevo.

Después, la Lasaña Fría de Boquerones: un espectáculo!!!

Tomate, patata, pimiento y boquerones entre capas de pasta fresca y fria, bajo una capita de salsa Romescu. Realmente deliciosa!

Para luego seguir con un Ajoblanco con granizado de frutos rojos…

Con cebollino.

La Hamburguesa de Novillo con Cheddar, pequeñita pero contundente. Llena de sabor, un placer para los sentidos…

Y de postre: Leche con Galletas. Una copa llena de galleta en polvo, helado de crema de chocolate y espuma de Leche con Galletas. Un delirio para los muy golosos.

Es Sevilla todos sabemos cómo aprieta el calor, así que no me dió tiempo a fotografiar el GT con líquido dentro…

GASTROMIUM
Ramón Garande, 12, Sevilla
PRECIO: 20,-€
PUNTUACION: 9/10