TINTA FINA, pescados y mariscos frescos en el centro de Granada.

En pleno centro de Graanda, frente al hotel Meliá, donde nos hospedamos, decidimos probar esta vez el primer sitio que viéramos, ya que era tarde y teníamos hambre y cierta prisa, pues habíamos concertado una reunión importante a las 17:00.
Así pues, nos dirigimos a TINTA FINA, nombre sugerente, que nos sorprendió desde el primer momento.

Tan lejos y tan cerca del mar, pensé. 

Una decoración moderna, pero acogedora. Un trato amable y profesional. Nos extrañó que los camareros cambiaran de turno a las 15:00…pero bueno. 

Nos aconsejaron este Mencal, que cumplió bien.

Como aperitivo, Cazón Adobado.

Las Ostras FRancesas estaban riquísimas.

Gamba Roja del mediterráneo, de calibre mediano, pero frescas.

Ensalada Templade de Trigueros con Parmesano en finas Láminas.

La Corvina, en su punto.

UNa vitrina llena de majares te recibe con los brazos abiertos.

Finalmente, un Gin Tónic bien servido en la terraza y al curro!
TINTA FINA
Calle Ganivet, Granada
PRECIO: 60,-€
PUNTUACIÓN: 7/10

ERMITA, en el centro de Granada.

Cuando llega la hora de comer, el instinto te lleva al lugar adecuado, casi siempre…

Esta vez, paseando por el centro de Granada, recién llegado de Valencia -de un tirón- y con bastante hambre, me puse a buscar alimento una vez organizadas las cosas en el hotel y pertrechado con mis cámaras.

Me distrajo el bullicio de las calles del centro de esta preciosa ciudad, hasta tal punto que olvidé coger un mapa. Y en mi paseo aparecí en la Plaza Romanillos, donde descubrí una curiosa estatua de un labriego conduciendo un burro y, justo detrás, el restaurante Ermita Centro, cuyo aspecto me invitó a sentarme, en principio para refrescarme con una cervecita pero, una vez leida la carta y comentada con el camarero, decidí quedarme a comer…

Dió comienzo el festin con una refrescante Ensalada de Remojón, riquísima mezcla de naranja y bacalao, con cebollita y huevo duro, convenientemente aliñada.

Después algo de proteinas con un Secreto Ibérico con patatitas y..el postre: fribolidades de la Ermita, surtido de dulces típicos granainos. Dulces muy dulces, como los Pioninos.

Un vinito tinto de la tierra y para finalizar un Gvine con Fever Tree, que ya sabéis que me gusta.

Ermita Centro
Plaza Romanillos, Granada
Precio: 30,-€
Puntuación: 6/10