JARRI- TOKI, un placer para todos los sentidos, en Mutriku

Ya os he hablado de este restaurante situado en un precioso acantilado a las afueras de Mutriku, desde el que se divisa el puerto y el mar Cantábrico y donde se puede disfrutar como en ningún otro sitio de los majares que este fabuloso medio nos regala. Se trata del JAKI-TORRI.
Instalado en un precioso caserón, dispone de varias terrazas y comedores y es atendido con profesionalidad y cariño por Laura, Ane y Gorka. Ellas en la sala y el a la parrilla.
Las vistas son un regalo para los ojos y ayudan a relajarse y disfrutar después de una mañana de trabajo intenso.
Una Ensalada Templada de Foié y Langostinos es lo que Laura nos elige para empezar. muy buena elección, por cierto.
Y la acompañamos con un Txacolí del terreno que está muy rico.
Mientras, nos prepara el Rodaballo que Gorka nos ha cocinado a las brasas.
y, de postre, una Tarta de Queso fantástica…
…y un mil hojas de manzana que daban ganas de repetir. De verdad.
Laura
Gorka
Y Ane y sus preciosos ojos. Nos volveremos a ver.
JAKI-TORRI
Carretera de Deba a Motriku
PRECIO: 50,-
PUNTUACIÓN: 9/10