LAS CUEVAS DE LUIS CANDELAS, típico tópico en el centro de Madrid.

Pasear por el centro de Madrid, sin rumbo, simplemente observando, sin prisa, simplemente deambulando, es un placer. El bullicio, los turistas, las calles estrechas, llenas de historia y de anécdotas leídas en libros…
El típico recorrido por la Plaza Mayor, con sus mimos, sus turistas y viajeros.
Observar el cielo y acabar a la hora del hambre a las puertas del mítico local de Las Cuevas de Luis Candelas.

Local emblemático, situado en lo mas histórico del centro histórico, donde dicen que se refugió el aclamado bandolero, hoy es un restaurante que, aunque mas antiguo, lleva desde 1949 en manos de la misma gerencia.

“Luis Candelas Cagigal, de 28 años, natural de Madrid con domicilio en la Calle Cuchilleros, ladrón de profesión, estatura regular, pelo negro, boca grande, bien formado y recio” rezaba la sentencia donde le condenaban a garrote vil.


Años después, en 1949, Felix Colomo Diaz, afamado torero de Madrid, se enamora de las cuevas y, desde entonces, se dedican a dar de comer muy bien a sus afortunados clientes.
Empezamos con un Pulpo a la brasa espectacular, por la ración y por la preparación. No me lo pude terminar, sabiendo lo que venía después…
Y lo de después era un sabroso Cochinillo Asado lentamente churruscadito por fuera y muy tierno y jugoso por dentro.
De postre, la Tarta de la casa, no apta para poco golosos. Acompañada de un Gran Duque de Alba…una gozada.
LAS CUEVA DE LUIS CANDELAS
Cuchilleros, 1, Madrid
Precio: 80,-
Puntuación: 8/10