BRASSERIE FLO, elegancia en los bajos del Hotel Tívol Lisboa.

Lisboa. Esa ciudad con un encanto especial a la que siempre apetece volver… 
Ademas de sus calles empinadas, revestidas de incómodo mosaico que hace cansino el caminar y ese paisaje casi desolado que parece que este apunto de desmoronarse, Lisboa, como todo Portugal, posee una cantidad de locales interesantes para deleitarnos con nuestro vicio de comer como ningún otro lugar, a un precio siempre increíblemente bajo.
En los bajos del Hotel Tívoli, mi preferido en esta ciudad, se encuentra la Brasserie Flo, un local lleno de lujo y glamour que invita a entrar.
La decoración, sóbria y elegante, el trato exquisito y la cocina muy cuidada nos proporcionan el merecido descanso después de una dura jornada de trabajo en el extranjero.

El menú estrella consta de delicatessen como las ostras, abiertas delante de tí y acompañadas de diversas salsas.

Mientras disfrutas de las ostras, el cocinero te prepara un Steack Tartare frente a tu mesa.
Un Albarinho hará las delicicias del buen comedor mientras disfruta de estos majares.

Las ostras, fresquísimas, están ricas, ricas…

Un Tartare de vacuno, pincantillo y delicioso.

Y, para terminar, una maravillosa tarta de Manzana.

Y un buen güisqui de 12 años. Aquí no saben preparar gintónics…

A la mañana siguiente, el desayuno del hotel lo sirven aquí también.

BRASSERIE FLO
Avenida da Liberdade 185, 1269-050 Lisboa, Portugal
PRECIO: 50,-€
PUNTUACIÓN: 8/10